Miramar, la ciudad que no duerme

Con esta nueva moda de quitarle los silenciadores a los caños de escape de las motos y los autos, no se puede dormir en Miramar.

La municipalidad no parece querer tomar cartas en el asunto. No hacen inspecciones, no controlan nada. La policía, sin órdenes oficiales, no puede hacer nada. Por lo que llamarlos a las 4 de la mañana para decirles que patrullen el área porque a los pibes se les da por andar por la 9 de julio es al pedo.

Para cuando llegan, ya los pibes se fueron.

Estoy PODRIDO de las andadas en el centro. Tenemos una peatonal mal hecha, con muchas curvas (prácticamente manejás en zig-zag). Ya el otro día, se tragaron uno de los tantos canteros que sobresalen, y ni hablar de los muñones amarillos que delimitan la calle de la vereda. Ya casi ni existen.

Lo más gracioso es que los oigo en la 23, la Avenida Mitre, que a dos cuadras para “arriba” (contrario al mar) de acá, está la comisaría.

Me pregunto cuándo la municipalidad le va a dar permiso a la policía para que controlen este tema.

Noten que ni menciono a los chicos que se ponen a cantar en la 9 de julio, drogados y borrachos. No, ese será otro tema para otro día.

Le advierto, turista. Cuando venga a Miramar, compre o alquile LEJOS de la peatonal. Las calles a evitar son 19, 21, y 23. Y paralelas al mar: de la 40 para “abajo”. O sea, tendrá que irse lejos del centro si lo que quiere es aprovechar bien el sueño.

Otra cosa, si uno quiere ver TV o simplemente hablar con alguien en la habitación, no puede. Y por más que bajemos las persianas y nos encerremos herméticamente en pleno día, igualmente se escuchan los motores como si estuvieran adentro de la casa.

Hay veces que no sé si entró alguien con una moto a mi habitación en el medio de la noche, con eso te digo todo.

Ahora mismo, mientras escribo esto, se escuchan motores. Y puedo calcular que están en un radio de 3 cuadras.

Entré a la página de la municipalidad y me encuentro con que difundieron los emails de varias áreas del municipio.

Les pido, que si son de Miramar, y también están afectados por esto, que envíen emails a las direcciones correspondientes. Respetuosamente. Si están enojados, esperen a calmarse. Porque si uno habla a los gritos, no lo escuchan. Lo mejor es hacer las cosas tranquilo.

Llamen a la municipalidad, manden emails, etc. Tienen que darse cuenta que no queremos que siga esta situación. Los coches y las motos tienen que ser inspeccionados, tienen que tener silenciadores, tienen que USAR CASCOS, que no he visto a nadie usando cascos en esta ciudad.

El otro día tres chicas, sin cascos, en una motito. NO ENTRABAN en esa moto, una parecía que se iba a caer. Y encima iban hablando a los gritos, el motor chillaba que casi me deja sordo, y si al cruzar la esquina venía un auto se las llevaba puestas.

Me parece bárbaro que Patricio Hogan inaugure escuelas y haga piripipí, pero me parece que antes tiene que resolver la SEGURIDAD y el TRÁNSITO de Miramar. Me acuerdo que antes uno podía manejar tranquilo, pero ahora todos los pendejos y sus perros tienen motos, y tenés que ir rezando a 20 santos para no llevarte a uno puesto.

Vamos, che. Media pila.

Tags: , ,


%d bloggers like this: